Un Poco de Historia

La historia de esta bebida y el desarrollo de la civilización han estado ligados desde siempre, y es por esto que determinar con precisión quién, dónde y cuándo se elaboró el vino por primera vez, sería tanto como averiguar cómo se inventó la rueda, algo que en ambos casos pudo haber sido obra de la casualidad.

De una cosa parece haber certeza, y esta es que nació en el Cáucaso, por donde hoy se encuentra Armenia. Desde aquí comenzó la expansión, la cual pasó a Pesia, Grecia, Egipto, y vaya a saber hasta qué confines; pero esta es la cuenca del Mediterráneo la cuna del actual vino. Los romanos llevaron la vid por Europa. Es por eso que a ellos se los considera los “hacedores de la vitivinicultura”.

Erickson “el vikingo”, precursor de Colón en el 1001, se topó en uno de sus viajes con una tierra (identificada hoy como Nueva Inglaterra), a la que llamo Vinland, por las vides que allí encontró. De ello se deduce que la vid tuvo vástagos por todas partes del mundo, o bien que la historia no guarda registro de otros viajeros.

Fue Cristóbal Colón, para la historia, quien trajo a América las primeras plantas. Hernán Cortés fue quién obligó a plantarlas en México y, tanto fue su éxito que, en 1593, Francisco de Urdiñola fundó la primera bodega.

México así bebía su propio vino, hecho que no era visto con buenos ojos por los productores españoles, quiénes más tarde le aconsejaron a Felipe II que hiciera arrancar las plantas de vid.

Recién en el siglo XX los misioneros jesuitas llevaron exitosamente la vid a California, Estados Unidos, y fue recién en 1554 que la vid llegó a nuestro país, cuando fue implantada en Santiago del Estero, de donde se extendió a las demás provincias. De manos del fraile mercedario Juan Cidrón y el fundador de Mendoza Juan Jufré el vino hizo su entrada en la que después sería la cuna del vino argentino de exportación, el Cuyo. Así, la viticultura pasó de ser artesanal a los métodos modernos recién en el siglo XIX, con hechos auspiciosos como la gran corriente migratoria que trajo viticultores con la experiencia de Europa; ancestros de los actuales maestros bodegueros.

Un personaje clave en este proceso fue don Miguel Aime Pouget, francés de Tours y quien se hiciera amigo del ex presidente argentino Domingo F. Sarmiento durante su exilio en Chile. De regreso a su país natal, Sarmiento le encargó a Pouget la Quinta Normal de Vitivinicultura, y estableció la primera bodega modelo de Mendoza.

Partiendo de Europa este cultivo llegó a distintas partes como Sudáfrica y Nueva Zelanda, podríamos decir que hay dos mundos del vino Europa: el viejo mundo y el nuevo mundo, donde sus principales países productores son la Argentina, Australia, Chile, EEUU, Nueva Zelanda y Uruguay. Que si bien siempre se siguió una misma tradición. En 1990, EEUU inicia la revolución del vino y, a diferencia de los europeos que ponen su esmero en el cupage (corte) de los vinos por lo que el enólogo cumple una función organoléptica fundamental. En el Nuevo Mundo, con la explosión de los varietales se empezó a dar fundamental importancia a los viñedos, a la tierra y los trabajos de agronomía antes que los enológicos, sin quitar mérito a su labor.

Derecho de Autor, Expediente Nº 465291
regalosyvinos.com - Regalos empresariales y vinos en Córdoba, Argentina
Ayacucho 195 - Planta Baja - Oficina 3 - Córdoba - Tel: 0351 156 172488